RESEÑAS Uncategorized

¿Cómo prepararse para ver Hobbs and Shaw?

Aquí un breve manual sobre cómo prepararse para disfrutar la que, de acuerdo con el mercadeo, es una de las películas más esperada del año.

En primer lugar, tomen a la razón, la lógica, las leyes de la física, la necedad de que todo tenga que tener la misma calidad fílmica de El Padrino y procedan a lanzarse sobre ellas con un bate de baseball, una llave ranas, un ladrillo o su arma improvisada de preferencia, hasta dejarlas inconscientes. Luego, busquen un podcast motivacional que les reafirme, que no están por entrar a una proyección de cine de autor independiente, sino a una exhibición de machos y hembras alfa, explosiones en cámara lenta y persecuciones en cámara rápida. Procedan a revisar bien el GPS y el Waze para verificar que se encuentran en territorio Rápido y Furioso y posteriormente, prepárense para reír.

Hobbs… a punto de repartir cultura samoana

Si, leyeron bien. Hobbs and Shaw podrá ser muy “presentada por Rápidos y Furiosos”, pero es un animal bastante diferente. En lugar de carreras de carros impulsadas por reggaetón, hay litros y litros de acción cómica, alto octanaje de química entre los protagonistas y humor con muy buen timing; algo que no sorprende, si tomamos en cuenta que la película es hija del escritor Chris Morgan (responsable de varias de las películas de la saga), pero dirigida por David Leitch, (John Wick 1 y Deadpool 2) ah, e impulsada por Dwayne “The Rock” Johnson.

La Trama es la siguiente (y aquí podemos darle un nuevo batazo a la seriedad, que parece que aún puede moverse de dónde la habíamos dejado): Un criminal tecnológicamente modificado para ser (en sus propias palabras) “un Superman negro”, intenta robar un supervirus que le permitirá a su organización “eliminar a los débiles” y avanzar la evolución de la raza humana. Lógicamente, para tener la esperanza de salvarse, el mundo depende de dos especialistas que se odian profundamente: el agente Hobbs (Dwayne Johnson) y el espía Shaw (Jason Statham) quienes, junto con la hermana del segundo, la familia del primero y algunos actores conocidos que aparecen sorpresivamente, inician una carrera a nivel global para escapar, pelear, perseguir y en general, entretenernos mientras salvan el mundo.

Algo que sostiene a la película como el helio a los globos, es la increíble química que se percibe entre absolutamente todo el elenco, pero sobradamente más en el caso de los dos protagonistas, cuya guerra de insultos bien podría alimentar una batalla de rimas de Eminem durante la película 8 Mile. Ambos también tienen afinado el tema de la comedia física, no como un Jackie Chan en sus mejores días, pero sí lo suficiente como para poder golpear creativamente a dos docenas de contrincantes de forma tal, que el cine completo reviente en sonoras carcajadas.

En cuanto a la acción. No es una película que se tome muy en serio a sí misma. Casi ninguna de las secuencias podría sostener el más mínimo examen de realismo, pero seamos francos, no es el tipo de cinta que hay que ver si estamos de humor para Fellini o el Hiper realista de Nolan. En lugar de esto, tenemos vehículos que se conducen solos, gente que apenas se raspa la frente al estrellarse con un helicóptero y explosiones que no desmembran cuerpos, pero sí se ven bien en cámara… y divierten, divierten muchísimo. Si se manda a la incredulidad de vacaciones, será fácil aceptar que una persona caiga de un rascacielos mientras pelea y aterriza sobre un carro sin mayores consecuencias, por ejemplo. Una vez logrado ese desconecte de la realidad, estamos listos para pasarla bien en el cine.

Ahora, ¿qué debe hacer una persona que no conoce el universo de Rápidos y Furiosos? La respuesta es: nada. Lo único que hay que saber sobre los personajes, es que son rápidos, rudos, letales y que se odian (un “odio” más bien cómico, tampoco es que intentan lastimarse). Bien podrían haberse llamado Mack y Bill, que no habría mayor diferencia. Es más, tampoco conservan mucha de su personalidad de las anteriores entregas de la saga, simplemente no encajaría con el humor de esta película. Resumen; si usted ha pasado viendo películas de My Litlle Pony toda su vida, no le harán falta ningún tipo de datos para poder enteder Hobbs and Shaw. Los demás personajes (Vanessa Kirby, Idris Elba, Hellen Mirren), son propiedad de actores y actrces que saben lo que hacen, así que se siente que habitan la piel de estos como si también hubiesen estado desde hace años en la franquicia.

La película, completa la receta con un discurso general sobre la importancia de la familia como algo en lo que uno se apoya, en las buenas y en las malas, una pizca de cultura samoana y en general, una banda sonora efectiva y con tracks que da gusto escuchar en el potende sonido de un cine.

Hobbs and Shaw, película divertida para fans y no tan fans de Rápidos y Furiosos y en general, para todo aquél que quiere ir al cine a desconectarse un rato y salir con ganas de manejar McLarens a toda velocidad y cantar Hakas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s